Carlos Santos Carretero
¿Qué dicen de nosotros?
"Es muy fácil poder aprender con este método tan didáctico.
Las explicaciones del profesor son excelentes, haciendo de un curso difícil algo fácil, ameno y sencillo de entender.
"
"Los cursos están bien diseñados: Los profesores saben transmitir sus conocimientos e infundir confianza para investigar por cuenta propia. Además, hay material extra que permite ampliar la visión de la cultura judía."
"Me gusta como los maestros se toman el tiempo e interés en los alumnos entiendas las clase muy bien explicadas estoy feliz de haber tomados los cursos en teacher ."

Carlos Santos Carretero

Profesor de Hebreo Bíblico y profesor de “Trasfondo judío del Nuevo Testamento” y “Descubriendo la Biblia Hebrea”

Unas pocas palabras sobre mí

“La clave de los estudios bíblicos es descartar todos los prejuicios y preconcepciones”. Carlos Santos es un profesor de Hebreo Bíblico así como profesor no numerario de los cursos “Trasfondo judío del Nuevo Testamento” y “Descubriendo la Biblia Hebrea”. Carlos tiene como objetivo continuar su implicación en los desarrollos científicos y compartir su conocimiento con las personas interesadas en los estudios bíblicos que estén deseosas de aprender sobre esta cultura fascinante.

Educación

Carlos es doctor en Estudios Bíblicos y Filología Hebrea por la Universidad de Salamanca (España). Su investigación se centra en la literatura apocalíptica judía y el misticismo de Hekalot. Es graduado en Filología Árabe y tiene un máster en Español como idioma extranjero de la Universidad de Salamanca.

Experiencia profesional

Al finalizar su tesis doctoral, Carlos trabajó como profesor en la Universidad de Salamanca como examinador de Español como idioma extranjero en los cursos internacionales para la preparación y corrección de los exámenes DELE. Carlos ha participado en congresos, seminarios y simposios de distintas universidades españolas (Extremadura, Murcia, Salamanca, Alicante), asociaciones académicas como la AEEHJ (Asociación Española de Estudios Hebreos y Judíos), y otras instituciones, como el Instituto Darom. El tema principal fue la literatura apocalíptica judía y su relación con el misticismo.